¿Cómo presentar la pelota Montessori?



La pelota Montessori o la pelota de sujeción, es uno de los materiales más conocidos de la sección Nido (el nivel de los bebés en la enseñanza Montessori). Es un material indispensable que como todo material Montessori, está perfectamente pensado para responder a todas las necesidades del bebé. La pelota que tenemos es de Kukitos, de color blanco y morado con lunares blancos, también tiene un cascabel dentro lo que hace que sea mucho más sensorial y atractiva.

Elección de la pelota

Quiero decir que la pelota de sujeción tiene que tener en cuenta estos criterios:

  1. No tiene que ser demasiado grande.
  2. No tiene que pesar mucho.
  3. No tiene que ser muy cerrada.
  4. No tiene que ser demasiado coloreada ni de colores demasiado vivos.
  
Lo ideal es que tenga dos colores contrastados para que destaque más su profundidad y así estimular la visión del bebé. Cuando estos criterios se cumplen, la pelota está adaptada perfectamente a las manos del bebé. Es pequeña, ligera y blanda para que se pueda coger sin dificultad. De manera que puede levantarla, cogerla, metérsela en la boca y responder así a sus necesidades de movimientos y de exploraciones.





Cuando no se cumplen, es demasiado grande, pesa mucho y está muy cerrada. Antes de los 4-5 meses, es difícil cogerla con la mano y casi imposible levantarla por el bebé. Por lo tanto, el bebé se siente rápidamente frustrado por no poder explorar la pelota como desea y llora. Al ser el tamaño y el peso grande, la pelota sería más interesante proponerla colgada al nivel de los pies y de las manos y se puede proponer en el suelo a partir de que el bebé se de la vuelta boca abajo para que le de ganas de ir a buscarla.

Edad

Normalmente suele ser presentada a partir de los 4-5 meses, pero hay quien lo hace a los 15 días de nacer, al principio se presenta colgada al nivel de los pies, estando el bebé descalzo para que la note. A esa edad incluso si los movimientos no son más que reflejos, que toque la pelota con sus pies le permite entrar en contacto con el ambiente. También es una experiencia sensorial interesante, por ello los pies tienen que estar descalzos y la pelota ha de estar al nivel de los pies.

A los 2 meses se deja en la alfombra, cerca del bebé para que la observe e intente tocarla.

Presentación

Entre 0 y 4-5 meses, la pelota como todos los demás materiales Nido se proponen cuando el niño está receptivo, durante los momentos de juego y en una duración corta cuando se trata de colgarla al nivel de las manos y de los pies.

A partir de los 4-5 meses, la pelota se pone en una estantería o en una cesta a disposición del bebé, para que pueda cogerla cuando desee.

El objetivo
  • Desarrollar el tacto.
  • Desarrollar los músculos de las manos y de las piernas.
  • Desarrollar la coordinación ojo-mano.
  • Desarrollar la comprensión del mundo.
  • Desarrollar la voluntad.
  • Desarrollar la autonomía.


Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

5 detalles para entender el comportamiento inadecuado de los niños



Los niños no se comportan mal, se comportan de una manera que puede ser molestosa para nosotros. La sociedad impone a los padres que sus hijos sean muy obedientes y que se comporten bien lo más rápido posible, sin tener en cuenta factores como la madurez neurológica del cerebro de los niños o la naturaleza de las necesidades de los niños.¿Por qué los niños adoptan comportamientos que consideramos inapropiados? 

1. La inmadurez neurológica Durante los primeros años de vida, el neocortex está en formación. No puede ejercer control completo en el cerebro arcaico ni en el cerebro emocional. Las emociones no reguladas por la razón dominan el cerebro del niño. Y aunque una gran parte del cerebro se forma durante los cinco primeros años de vida, su maduración se prolonga hasta la edad adulta. 


2. El estrés cotidiano. Arnaud Deroo define el estrés como:


una despensa de energía física y psíquica vinculada con un esfuerzo de adaptación. Si este esfuerzo es muy complicado en relación a nuestras capacidades, vivimos una situación perturbante y ello hace que pueda haber más tensión, reacciones desproporcionadas e inapropiadas. 

De por sí los niños ya suelen acumular mucho estrés, al despedirse para ir a la guardería o a la escuela, al ser comparados con sus compañeros, estar bajo presión por los resultados escolares, estar separados de los padres todo el día, etc. Por consecuencia, los niños necesitan evacuar ese estrés y encontrar seguridad con sus padres. 

3. La no-satisfacción de las necesidades. Todos los comportamientos de los niños nos dicen algo en términos de necesidades. Según Jane Neslsen en La disciplina positiva, las dos principales necesidades del niño son la necesidad de pertenecer (encontrar su lugar en la familia, en la escuela y en la sociedad) y la necesidad de sentirse útil (sentir que su acción personal cuenta, que tiene una incidencia, que la ayuda del niño es deseada y útil).

4. La falta de información y de preparación. Hay que dar información para evitar comportamientos inapropiados. Previniendo y describiendo los eventos que sucederán: cuando se anuncia a un niño qué hará en el día, no será perturbado por una situación nueva. Explicando en qué consiste el comportamiento que se espera de él, paso a paso: Por ejemplo “recoge tu habitación” puede no tener sentido para un niño porque la consigna es muy general. 

Podríamos decir en qué consisten las acciones que se esperan o mostrárselas, diciendo: “pon la ropa sucia en la cesta del baño, luego coloca los libros en la biblioteca y finalmente recoge los coches en la caja de juguetes”. 

Dar tantas precisiones como se pueda: por ejemplo un niño que tira los coches por el aire se le diría que los coches están hechos para jugar en el suelo y no parar saltar ni tirarlos por el aire. Pidiendo al niño que vuelva a formular lo que se le dijo para verificar que lo entendió. Anticipando los momentos que puedan provocar comportamientos difíciles: un largo trayecto, una larga espera, una visita al médico con exámenes molestos, etc este tipo de eventos necesitan una preparación del niño y también ocupaciones que le permitirán ser paciente (juguetes, libros) o soportar el momento difícil (un muñeco, peluche).

5. Un ambiente inadaptado. El ambiente debe reducir los obstáculos al mínimo. Una gran frustración puede aparecer en el niño cuando un obstáculo se opone a su funcionamiento interior (falta de lugar para servirse físicamente por ejemplo), al querer realizar una acción (poner el mantel solo por ejemplo), o es una fuente de estrés. 

En casa, es importante no tener al niño en un ambiente compuesto únicamente para y por adultos. Un niño que evoluciona en este tipo de ambiente será constantemente sometido a una serie de prohibiciones (no toques eso, cuidado lo vas a romper) o a grandes frustraciones (cuando el niño es demasiado pequeño para coger algo).

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

60 ideas de regalos Montessori para bebés



Estoy teniendo un síndrome del nido muy precoz, como queremos tener otro bebé pronto, ya voy haciéndome con la wishlist y como sé que a muchas mamás y futuras mamás les podrá interesar, la hago pública :) Algunas cosas las sabía, otras las fui aprendiendo con el paso de los años por tener más de un hijo, pero la etapa más desastrosa fue de primeriza porque no sabía nada de nada, en mi familia no suelen tener hijos, así que no he tenido contacto con bebés, solo con mi sobrino y no presté demasiada atención porque estaba en la adolescencia.

La lista es muy muy larga, porque he querido recopilar las cosas bonitas y útiles que me han gustado mucho, de mis tiendas favoritas online. Algunos materiales son Montessori, otros son de inspiración Montessori, siempre está todo relacionado con su filosofía, y como veréis también salen materiales Waldorf que prácticamente la base es la misma aunque hayan algunas diferencias.  Podéis coger ideas para regalar a vuestros bebés, futuros bebés o para alguna familiar, amiga, conocida que vaya a tener un bebé y si no para autoregalarselo, porque incluyo alguna cosita para la mamá. No me adentro mucho en el tema de accesorios y de biberón sí, biberón no. Creo que es muy personal, cada situación y cada persona es diferente, pero así de entrada expongo lo que para mí son cosas recomendables para las mamás.

Empiezo de recién nacido hasta el año aproximadamente, para que nos enfoquemos sobretodo en los inicios de un bebé.




  1.  Los móviles Montessori para recién nacido, aquí podéis leer sobre ellos.
  2. El Topponcino, un colchón Montessori, aquí podéis leer más.
  3. Objetos colgantes para colocarlos en la zona de juego, encima del colchón.
  4. Sacaleches eléctrico, es el mejor invento que hay para cuando el sacaleches manual se nos hace muy pesado.
  5. Collar de lactancia para que el bebé lo toque mientras toma el pecho o el biberón, al principio le estimularán los colores, luego los tocará, y están hechos para poder ser mordidos para cuando le salgan los dientes.

  1. Una mochila ergonómica para el porteo, para utilizarla desde bebé hasta los 3 o 4 años. Al principio es cuando más necesitan estar con la madre, y para que sea posible que estén mucho tiempo juntos, es mejor portear para tener las manos libres y poder hacer otras cosas al mismo tiempo.
  2. Minicuna de colecho que es la más cara del mercado xD, pero me encanta, su diseño, su simplicidad y que se doble y se pueda llevar de viaje o donde se quiera. Lo ideal es que al menos los 6 primeros meses el bebé esté durmiendo con los padres, y las minicunas de colecho son la compra perfecta.
  3. Espejo esquina para la zona de juegos del bebé.
  4. Cojín de lactancia para la comodidad de los dos.
  5. Colchoneta perfecta para dejarla en el suelo y poner al bebé sin ningún riesgo.



  1. Kit de bebé azul, podéis encontrar otro color en la misma web, contiene una buena recopilación.
  2. Cinta del pelo para las chiquitinas hasta los 18 meses.
  3. Anilla arco iris Waldorf para colgarla encima del colchón del bebé y luego a partir de 4 meses, la cogerá y tocará sin cesar. 
  4. Sonajero mordedor blanco y negro para favorecer la visión de los bebés, se puede utilizar al mismo tiempo que el móvil munari Montessori.
  5. Sonajero de mimbre precioso con piedrecitas dentro.




  1. 20 pelotas Montessori de diferentes texturas, tamaños, densidades y propiedades.
  2. Gimnasio para el bebé en el que podrá jugar libremente con los objetos colgantes.
  3. Pelota Pikler a partir de 3 meses.
  4. Brazaletes con cascabeles que se pueden poner en los brazos o en las piernas para que con su propio ritmo relacione causa-efecto.
  5. Pelota Montessori que facilita el agarre, con colores muy vivos, tiene un cascabel dentro para el desarrollo auditivo.

  1. Campana móvil Montessori, tiene que ser super bonito para el peque.
  2. Cuatro llaves de madera para explorar.
  3. Sonajero rodante con esfera
  4. Sonajero rústico más bonito no podía ser.
  5. Juego de bebé "sonaja"

  1. Chupetero con cuentas de madera.
  2. Rodari musical que con el movimiento crea un suave sonido.
  3. Sonajero-rodillo azul
  4. Encajable de madera
  5. Kit para personalizar la huella del bebé en arcilla.

  1. Pista para golpear de bolas
  2. Cesto de los tesoros con materiales naturales.
  3. Barco origami blanco de látex para jugar en la hora del baño
  4. Bloques transparentes con sonido
  5. Cuenco para que el bebé pueda comer solo (baby lead weaning). El cuenco viene con un mantel de silicona lo que hace que lo succione y no se vuelque.


  1. Vespa de color menta, un balancín muy orignal y bonito.
  2. Rodilleras para proteger las rodillas a la que empiezan a gatear.
  3. Cojines sensoriales
  4. Coches deslizantes de madera
  5. 15 bloques en forma de luna Waldorf

  1. Cama Montessori artesana, una manera muy elegante de tener una cama en el suelo.
  2. Muñeca Waldorf, la característica muñeca Waldorf, hecha artesanalmente con materiales naturales.
  3. Libro sensorial para peques
  4. Trona Baby moov la trona evolutiva que más me gusta, y que se adapta al crecimiento del bebé.
  5. La caja de permanencia con prisma rectangular Montessori

  1. Discos tres colores en guía vertical Montessori
  2. Caja de permanencia con bandeja Montessori
  3. Caja y cubo Montessori
  4. Guía serpentada Montessori
  5. Puzles individuales de formas básicas Montessori

  1. Estantería para dejar los juguetes al alcance del bebé.
  2. Semicírculos de Grimms para los pequeñines.
  3. Remolque Lorette para llevar a todos los juguetes.
  4. Cubo Pikler para facilitar el movimiento y la exploración corporal libre de los más peques.
  5. Palo de lluvia que al girarlo hace el dulce sonido de la lluvia.




Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

El arcoiris de Grimm's es una fuente de creatividad



Los juguetes Waldorf se adueñan de toda nuestra atención, no solo tienen colores hermosos y formas llamativas, sino que también despierta la curiosidad por probar y sin darnos cuenta estamos siendo dirigidos a una fuente de creatividad. Una creatividad que va más allá de los límites impuestos en la mayoría de juguetes, que no da indicaciones, que no evita que el niño invente ni reduce su utilidad. El niño es el auténtico protagonista y define las formas, las creaciones y se inspira en los colores vivos y en las formas tan definidas que contienen. Son de madera para que el niño viva una experiencia enriquecedora, mágica y sensorial incomparable. La imaginación se dispara y abre las puertas a que el niño pueda inspirarse y disfrute inventando mientras juega. La apariencia tan cuidada y bonita que se nos presenta en cada material, incluso llega a transmitirnos sentimientos de felicidad, alegría, positividad y ganas de soñar. La sensibilidad de la vista y del oído se acentúa observando, tocando y escuchando el ruido de la madera al moverse. 



¿Conocíais la pedagogía Waldorf?


Desde 1919 la pedagogía Waldorf funda sus métodos y sus prácticas en la idea de que la confianza, el entusiasmo y el desarrollo en lugar del temor y la competición dotan a los niños de serenidad y de fuerzas que le serán indispensables en el futuro. En este sentido, busca despertar la alegría de aprender que puede acompañar al hombre toda su vida y a respetar de la mejor manera los ritmos de evolución del niño para permitirle vivir plenamente. Se dirige al niño en su totalidad. En vez de una acumulación de conocimientos abstractos y el aprendizaje únicamente por vía intelectual, propone una enseñanza que favorece las inteligencias múltiples y el desarrollo de las facultades individuales y colectivas. No solamente la inteligencia y la memoria, sino también la imaginación, la creatividad, la iniciativa, la autonomía, el entusiasmo, la sociabilidad, la responsabilidad, la ayuda mutua, la apertura al mundo. Los acercamientos manuales y artísticos son enseñados con tanta importancia y cuidado que el acercamiento intelectual permite al niño que desarrolle un pensamiento no solo racional, también práctico y sensible. El equilibrio entre las actividades intelectuales, artísticas y manuales concurre a armonizar al ser humano en sus facultades de pensar, de sentir y de querer.

¿A que es impresionante la de cosas que hace mi niña con el arcoiris de Grimm's? el que tenemos es de Trígonos . Nosotros hemos probado el de tonos pastel, pero también tienen el que siempre solemos ver que es maravilloso y uno en blanco y negro que es muy elegante y original. Tenemos a nuestra disposición estas tres variedades para elegir, podemos comprarnos dos o las tres, ¡sería brutal la mezcla :)! Para dejaros boquiabiertos también os cuento que tienen una casita de madera y tela para hacer construcciones, unos cubos apilables con los colores del arcoíris bastante parecidos a la torre rosa, un correpasillos redondeado con un diseño original para transportar los muñecos y si no caben tiene su remolque, ¡y otros materiales super interesantes que os dejo en secreto para que los descubráis por vosotros mismos!



Es un material tan sensorial que se integra perfectamente en las actividades sensoriales Montessori. No se puede hacer una aproximación de la edad recomendada para los niños, porque cada niño tiene un ritmo diferente, unos desde muy pequeños se ven preparados y con mucho interés y otros todo lo contrario. Hemos de fijarnos en nuestros hijos, en cómo son, si se verían preparados para tal material o si esperamos a que tengan más edad. Pero bajo mi experiencia, basándome en mis tres hijos, lo recomendaría a partir de 3-4 años.



Según cada edad habrá una utilización y un juego distinto al apilar, construir y crear. Si nuestro hijo suele frustrarse mucho cuando no le sale algo, teniendo en cuenta que los juegos de construcción necesitan tener paciencia por si la base no puede aguantar el peso, porque se tiene que empezar de nuevo o arreglarlo, necesitan que les acompañemos y les mostremos nuestro apoyo para que puedan asumir la situación sin sentirse mal. Nos sentamos a su lado, les expliquemos por qué sucede, cómo evitarlo y así podrán superar ese sentimiento que tanto les hace daño cuando las cosas no salen a la primera o como ellos querían. Colocad el arcoíris en una estantería que esté a la vista del niño y si le apetece, lo coge y juega con él. No hay que forzar, el descubrimiento tiene que ser natural y tiene que venir de él. Si no muestra interés, se presenta más adelante, sin prisas, hay niños que necesitan familiarizarse con los nuevos materiales para acercarse a ellos. También podemos acaparar su atención, si nos ponemos a jugar con el arcoíris, para que sepa qué cosas tan chulas se pueden hacer y contemple lo divertido que es manipularlo.




Las piezas no se deslizan las unas con las otras lo que permite un verdadero trabajo de equilibrio, trozos hermosos de madera que suenan diferente cada uno como un xilófono. Es una auténtica delicia para el oído escucharlo. Es un material que permite las pruebas y los errores, y que contiene autocorrección, cuando algo no encaja o no se mantiene, se da cuenta por sí mismo y lo modifica sin que nadie tenga que intervenir. Dependiendo de cada niño, unos necesitarán más tiempo y otros menos, pero probando lograrán encontrar las formas de hacer creaciones que se mantengan. Es apto para adultos, los padres pueden ponerse y hacer lo que les salga de dentro, en cuanto tienen las piezas entre sus manos. Todo tipo de exploraciones e ideas son bienvenidas para disfrutar del arcoíris.


El objetivo es dejar jugar libremente sin proponer, porque explorando el niño podrá inventarse creaciones, pero si queréis un poco de inspiración, podéis inspiraros en las fotos que os expondré a continuación.







Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Vida práctica Montessori: Verter agua




Descripción del material

  • Una bandeja en la que hay una jarra, dos vasos idénticos uno en frente del otro, en una línea roja trazada, una esponja azul, un cubo azul (yo he utilizado una jarra pequeña y una taza sin trazar una línea porque puse poco líquido, dejé un trapo al lado por si se le caía el agua para que lo limpiara).
  • Se puede empezar con legumbres.
  • Utilizar colorante azul para que el agua sea más visible (opcional).


Edad de primera presentación: 3 años.

Objetivos directos


  • Ofrecer al niño la oportunidad de verter agua de una jarra a dos vasos de manera ordenada, armoniosa y autónoma (también he utilizado un embudo).
  • Servirse.

Objetivos indirectos

  • Coordinación motriz de los movimientos: desarrollo y autonomía psicomotriz.
  • Adaptación en el ambiente: desarrollo social, autonomía, independencia.
  • Desarrollo de la voluntad y de la concentración.
  • Preparación de la mano para la utilización de herramientas y precisión del gesto.
  • Preparación para la escritura, la pintura con la utilización de tres dedos.
  • Construcción de la confianza en sí mismo.

Presentación




  1. Invitar al niño a ir a buscar el material en la estantería y depositarlo en la mesa.
  2. Presentar el material de izquierda a derecha.
  3. Depositar los dos vasos en la mesa uno al lado del otro.
  4. Coger la jarra y verter el agua en los dos vasos hasta el trazo rojo.
  5. Poner la jarra en la bandeja.
  6. Vaciar los vasos en el cubo, uno por uno, secándolos con una esponja.
  7. Una vez que el interés del niño finaliza, recoger el material.


Punto de interés

El trazo rojo y el ruido del agua.

Si te ha gustado y te ha servido, no te olvides y sígueme en Facebook :)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR